Yoga en casa

Diastasis abdominal. Yoga e Hipopresivos.

Publicado el

Diástasis abdominal.

No penséis que la diástasis es un problema únicamente de las mujeres embarazadas, todas y todos tenemos que cuidar nuestro suelo pélvico y paredes abdominales para prevenirlo.

Mi diástasis me la diagnosticaron a los 5 meses de tener a mi primer hijo. La verdad que el peso lo había recuperado bastante bien, pero mi abdomen estaba muy abultado. Parecía que aún estaba embarazada.

Me decían que no me preocupara, que poco a poco bajaría la inflamación. Era normal que tardara en bajarme la inflamación, pues el cuerpo tarda en volver a su sitio un año. Y sí, todo eso es verdad, pero mi abdomen no estaba normal. No era simplemente que estuviera inflamado.

Cuando estaba tumbada o en una posición flexionada, e intentaba ir hacia delante o levantarme,  en mi abdomen se abría un hueco desde el ombligo hasta el diafragma. Era un hueco de unos 4 cm de ancho y me entraba dos falanges de profundidad. Al intentar incorporarme, se formaba como una montaña en esa zona, que se salía hacia fuera.

Fui a un centro especializado en fisioterapia de suelo pélvico y me diagnosticaron la diástasis de los rectos abdominales. Pero, eso si, para ver la gravedad y descartar protusiones o hernias en las vísceras, me derivaron al cirujano especialista para que me hiciera una ecografia.

¿Qué es?

diástasis-abdominal-yogakevalaLa diástasis abdominal es la separación de los rectos abdominales cuando el tejido que los une sufre daños. Esta línea media del cuerpo se la denomina línea alba.

Los rectos abdominales están compuestos por el izquierdo y el derecho. El tejido que los une es rico en colágeno y va desde la parte anterior de las costillas hasta la parte superior del pubis, es decir toda la parte anterior del abdomen. Por eso cuando se produce un daño en este tejido los rectos se separan.

A priori puede parecer un problema únicamente estético, pero realmente lo más grave es los problemas físicos que puede ocasionar.

Factores de riesgo.

Yo siempre he hecho mucho deporte y antes de quedarme embarazada tenía los abdominales bastante marcados. Pensaba que los trabajaba bien, pero nada más lejos de la realidad. Tenemos la costumbre de trabajar los abdominales únicamente de la forma tradicional. Pero de este modo solo estamos fortaleciendo la parte superficial del abdomen no su parte anterior.

Los sobre esfuerzos físicos, tales como el embarazo o el parto, hace que el abdomen sufra un gran estiramiento y el tejido que lo une sufra daños. Aproximadamente casi un 70% de las mujeres embarazadas sufrirán diástasis sobretodo en su tercer trimestre o en el parto.

Otros factores de riesgo son el aumento excesivo de peso y trabajos de abdominales donde cargas demasiado peso con grandes esfuerzos continuos.

Porqué es tan importante recuperar tu pared abdominal

Principales funciones de los rectos abdominales

  • La principal función de los rectos abdominales es mantener el cuerpo erguido.

Antes de que empezase a practicar Yoga, hacia hipopresivos unos 10 minutos casi todos los días. Y aunque es verdad que he recuperado muchísimo, ya que ahora mismo solo tengo 1 dedo de apretura y solo en la parte del ombligo. Mi postura era muy encorvada, mis hombros tendían a ir hacia delante y abajo, por lo que me producía una pequeña curva en el abdomen y la pelvis hacia delante. Realmente esta postura era para contrarrestar los dolores de espalda y sobretodo de lumbares que tenía.

Ahora con mi práctica diaria de Yoga, mi postura ha cambiado totalmente. Mis hombros están relajados pero firmes. Mi abdomen y mi pelvis no están curvados, sino que están todo el tiempo que soy consciente de ellos, bien activos.  Así lo que he conseguido es que, estéticamente por supuesto, la postura es más bonita, pero físicamente mis dolores de lumbares han desaparecido.

  • Permiten la flexión del cuerpo

pinza-de-pie-yogakevalaQuizás es algo que no te has parado a pensar, pero es una postura que repetimos constantemente a diario. Para vestirnos, para levantarnos, para coger peso desde el suelo. Mi flexión siempre iba acompañada de un “AGGG” y volver a la posición inicial me costaba. Además la sensación de que el abdomen se salí, no es dolorosa, en mi caso, pero sí muy grimosa.

Ahora estoy trabajando sobre todo la fortaleza de mi abdomen desde la parte anterior. Si es cierto que aún no estoy al 100% y en posturas como la pinza de pie, tengo que trabajarla mucho más o incluso puede que nunca llegue a tocar con mi abdomen los muslos, tampoco me preocupa. Pero mi inclinación es muchísimo mejor, sobretodo porque es desde las caderas y así estiro toda la espalda. Mi abdomen está completamente activo con el ombligo mirando a la espalda.

  • Tu pared abdominal está conectada con el suelo pélvico

Tras el parto te hacen pruebas para ver como se ha quedado tu suelo pélvico. Para mí siempre ha sido un tema que me lo he tomado bastante en serio y he hecho todas las recomendaciones que me decían los especialistas en suelo pélvico. Tales como mi matrona, ginecóloga y sobretodo la fisioterapeuta especializa en suelo pélvico. Estos ejercicios son los ejercicios Kegel y los abdominales Hipopresivos.

En principio tras las pruebas, me dijeron que tenía muy bien mi suelo pélvico. Sin embargo cuando empecé a practicar Yoga me di cuenta que no y no entendía por qué, pero es muy simple.

El suelo pélvico se ayuda del diafragma, la columna lumbar y las paredes abdominales para funcionar bien. En el momento que uno de ellos no lo está, eso repercute en el resto.

Así que en posturas como el puente bajo  o las invertidas es donde más he notado lo importante que es trabajar la pared abdominal. Para que todo mi suelo pélvico esté totalmente fortalecido.



¿Tiene solución?

Pues solución al 100% sin pasar por cirugía, es bastante complicado. Pero con una buena valoración por parte de especialistas en suelo pélvico y cirujano, si es necesario, se puede recuperar casi en un 90%. Claro está es un proceso largo, de constancia y que nos ves los cambios en pocas semanas, pero si tienes paciencia lo conseguirás.

Pero y porqué ir a un especialista a que te valoren. No solo por el tema físico, sino por todos estos problemas que puede provocarte:

  • Incontinencia urinaria.
  • Dolor pélvico
  • Dolores de espalda
  • Pérdida del centro del core, es decir, perder la postura erguida.
  • problemas digestivos, estreñimiento, deposiciones con dolor.
  • Posibilidad de hernias viscerales

En definitiva la diástasis es un problema con solución y que no solo tienes que preocuparte por ella cuando ya la tienes, sino que tenemos que prevenirla.

En mi próxima entrada os contaré algunos consejos, una vez ya la tienes, para que no te afecte tanto a las paredes abdominales.  Las mejores posturas de Yoga que me están funcionando para fortalecer el abdomen anterior y como aprender a respirar activando así el suelo pélvico.

Si te gusta el blog y quieres recibir mis entradas semanales, subscribete.

 

Namasté.

 

 

Por favor sígueme y dale a me gusta:
0

3 comentarios en “Diastasis abdominal. Yoga e Hipopresivos.

  1. La verdad es que es un tema que parece no conocerse mucho. Tuve una bebé hace 4 meses y hace dos meses que note eso en mi panza. Gracias por éste blog

    1. Hola Déborah,

      Es cierto que es un tema que no solemos conocer. A mi me pasó lo mismo, hasta que no tuve a mi primer bebe no supe lo que era. Por eso creo que es tan importante prevenir antes, pero si no lo conocíamos al menos saber que hacer.

      Me alegro que te haya gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *