Cambio interior: Apoyo de tu entorno y liberación.

Apoyo de tu entorno

Cuando empecé a tener este cambio interior, la persona que más me apoyó y no me tomó por loca, fue sin duda mi chico.
En todo este proceso ha sido fundamental su apoyo, comprensión, pero sobretodo el cómo me anima y ayuda para que este camino, que me ha encontrado y ve que me hace tan feliz, sea fácil de llevar.
Porque cuando has creado una familia, no puedes arrastrar a todos contigo, hay que ser consciente de tu situación. Pero él ha hecho que este sueño sea posible y por supuesto sin su ayuda y la de mis peques no podría estar haciéndolo realidad, se están implicando en este cambio de vida conmigo.

Muestras de apoyo

Una de sus primeras muestras de apoyo fue este cambio-Apoyo-de-tu-entorno-yogakevalamaravilloso regalo el libro “Enseñanza del Yoga” de Mark Stephens.

Una de mis grandes pasiones es leer y más sobre temas que me encantan como el Yoga. Así que me regalo este maravilloso libro que tanto me está enseñando. Es una completísima guía del Yoga.

En ella te hace una introducción a los principios del Yoga, en cómo se llega al Hatha Yoga moderno. Las partes más técnicas de la anatomía, los principios de las secuencias y los fundamentos de las 108 asanas, así como técnicas para enseñar la meditación y el pranayama. Es una guía muy completa para todo aquel que quiera hacer del yoga su profesión, pero también para practicantes que les apasione y quieran saber todo lo posible del Yoga.

 

 

 

 

El momento del cambio

Estoy convencida, que de las cosas más importantes y que más nos pueden motivar cuando emprendemos un cambio importante en nuestra vida, es que la gente que nos quiere y nos rodea nos apoye.
Pero no todos los cambios son iguales. Hay cambios laborales, de pareja, de amigos, de lugar, etc. Y luego están los cambios interiores, los que se producen en uno mismo. Todo cambio es complicado, sales de tu zona de confort y no solemos estar preparados para ello. Además, la respuesta de tu alrededor no siempre va a ser como tú esperas, puede ser buena o puedes encontrar que no les gusta y quieren que vuelvas a ser como antes.

Antes de que tuviera este cambio, era una persona que siempre miraba por los demás antes que por mí. No sabía decir que no y si lo hacía me generaba ansiedad y malestar. No me sentía a gusto conmigo misma. Quería ayudar a los demás, porque así es mi naturaleza, pero sin que se aprovechasen de mí y sobre todo tenía la necesidad de respetarme a mí misma.
Aquí se produjo el primer cambio importante en mi interior, el comienzo del cambio de mi Yo interno y la respuesta por parte de mi entorno, que se puede explicar con la alegoría de la máquina de bebidas.

 

Cambio interior: Liberación

cambio-liberarseTu representas la máquina de bebidas y tu alrededor son los que pulsan en cada bebida. La bebida representa la respuesta que saca tu entorno ante determinadas situaciones. Esas situaciones a ti no te hacen sentir bien contigo mismo, pero aun así las haces porque si no te sientes aun peor, por lo que es complicado salir de ese bucle.

Siempre que han pulsado en el agua, han sacado, por lo que siempre vuelven.
Pero de pronto la máquina cambia y cuando pulsan en el agua ya no la devuelve. La máquina no reacciona ante esa situación, por lo que el entorno, tiene dos opciones, o bien irse y aceptar que la máquina ya no devuelve agua, o bien seguir pulsando hasta recibir respuesta.

Aquí es cuando más fuerte tiene que ser la máquina y no mostrar respuesta para que ese entorno que no acepta el cambio, termine aceptándolo.

Liberación

Puede ser un camino largo, pero al final es el camino que va a llevarte a encontrarte contigo mismo, a centrarte en ti y encontrar tu Yo interno. Aunque sientas en un principio que puedes defraudar a los demás por centrarte en ti, realmente lo que estas ofreciendo es tu mejor versión.
Cuando por fin tuve valor para realizar ese cambio tan importante, vinieron los demás poco a poco y mi liberación.

Uno de los cambios que más necesitaba era encontrar calma, paz interior. Necesitaba aceptar muchas situaciones de mi pasado para poder centrarme en el presente. No quería y no podía seguir viviendo en mi pasado y con la meditación pude centrarme en mi misma, en mi yo.
No es ser egoísta, es encontrar la mejor versión de ti mismo para poder mostrársela a los demás. Solo estando a gusto contigo mismo es como conseguirás que tu entorno esté bien contigo. Por supuesto los problemas seguirán ahí, pero la manera de gestionarlos es lo que te hará ser y sentir diferente.

 

Primer cambio: Meditación

cambio-meditaciónPara darme ese momento a mí misma empecé a hacer meditación. Al principio me costaba mucho concentrarme, estar tranquila y centrarme en el ahora, en ese preciso y único momento. No aguantaba más de 5 minutos, pero poco a poco fui probando en diferentes tramos horarios.
Meditar puedes hacerlo cuando y donde tú quieras o más bien, donde más cómodo estés. Algunas personas están más concentradas para meditar según se despiertan, sin que los sucesos del día contaminen su mente. Otras tras practicar las asanas.

Otras como yo cuando salgo a correr, gracias a la ayuda de mi profesora Françoise, como ya conté en mi anterior artículo “Correr y Yoga. Dos grandes aliados”  o por la noche cuando todos en casa están dormimos y tengo ese momento para mí, única y exclusivamente para mí.

Tú método de meditación

Es importante que encuentres el método que más se adapte a ti. En mi caso medito centrándome en la respiración, en cómo fluye por mi cuerpo. Centrado en cómo entra y en cómo sale. Cuando tengo pensamientos que me llevan lejos de la meditación, vuelvo siendo consciente de ellos y me centro de nuevo en ella. No intento cambiarla, ni juzgarla simplemente dejo que fluya y la observo.
Esa sensación hace que tu mente entre en paz, te invade una sensación de tranquilidad, de superación. Te sientes capaz de afrontar casi cualquier situación y sobretodo en mi caso, la meditación ha hecho que vivir con la ansiedad desaparezca por completo. Ha conseguido hacerme vivir en el momento presente, no mirar hacia atrás y no pensar demasiado en el futuro.
En definitiva, detente un momento a pensar en ti, si estas contento con cómo te sientes contigo mismo, si necesitas esa paz interior, ese momento para ti que va a ofrecer conocerte y encontrarte con tu Yo interno.

Namaste.

Por favor sígueme y dale a me gusta:
0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Te gusta mi blog? Pasa la voz :)